jueves, agosto 16, 2007

CAPÍTULO IV

El tiempo corrió marcado por los granos de arena del reloj de arena de mi dormitorio y del agua de la clepsidra del salón. Las noches eran apacibles y en el balcón disfrutaba contemplando la luna y el sinfín de estrellas que poblaban el firmamento y que hacía mucho tiempo que no veía, perdidas de la vista a consecuencia de la contaminación lumínica.

El tiempo corrió hasta completar una semana desde mi llegada. Suficiente tiempo para conocer el entorno más cercano ya que el lejano aún me estaba vedado. Paseaba a menudo por los alrededores en la mañana y entablaba conversación con algún ciudadano más, quien siempre se mostraba misterioso y cauto, midiendo mucho las palabras, sin duda para no interferir en los planes de mi maestro. En componer me dedicaba la mayor parte del tiempo, la pluma era ya como un apéndice de mis dedos. Jugar con las palabras era mi principal ocupación. Olvidado me hallaba del mundo del que procedía.

Después de que el sol alcanzara su cenit, poco más del mediodía, acudía mi maestro y guía a mi casa cada día, una cita ya consagrada e ineludible. En torno a la mesa servida de manjares nos sentábamos y mientras los degustábamos, dialogábamos sobre los temas más diversos. La conversación se alargaba hasta la noche cuando él marchaba y me dejaba de nuevo a solas. A veces le leía alguna de mis composiciones y escuchaba sus consejos para así poder mejorar la técnica.

Después de la comida, la conversación se extendía hasta la noche, hora a la que mi interlocutor se marchaba, dejándome en soledad, A falta de otros entretenimientos, el diálogo era imprescindible. Mas, a pesar de la tranquilidad y la cierta felicidad que allí disfrutaba, un sentimiento de nostalgia me inquietó al cumplirse el séptimo día. Al levantarme, recordé todo lo que había dejado atrás, lo bueno y lo malo.

Bonito era el día, pero me equivoqué al creer que daría olvido a mis pensamientos. La melancolía acrecentó aún más con el trinar de los pájaros. A mi mente acudían como un boomerang aquellos pensamientos, por más que los rechazara e intentase alejarlos. No había manera posible de darles esquinazo. Cada vez que creía haber logrado el éxito, cuando menos lo esperaba, volvían a aparecer, a asaltarme. Acuciado, no era capaz de concentrarme y el tiempo huía sin remedio.

A la hora de cada día, Teócrito acudió. A pesar de mantener conversación con él, los pensamientos surgían como un flash, lo que provocaba que en algún momento me distrajera y no prestara la debida atención a mi interlocutor. Errática estaba mi mente.

- Algo te perturba hoy la mente.

El hecho de que aquello fuera una afirmación y no una pregunta, me percató de que mis preocupaciones las había exteriorizado sin darme cuenta. Sorprendido aún, afirmé con la cabeza.

-¿Qué es lo que te preocupa? –preguntó cual hace u padre preocupado por poder dar solución a las inquietudes y problemas de un hijo.

Ante aquella mano tendida, respondí con toda sinceridad.

La melancolía nostálgica había hecho presa de mí.

-A ese problema conozco el remedio. En la noche sanarás de todas tus perturbaciones.

Nada más dijo. Se hizo un momento el silencio y a continuación cambió de tema. Pretendía dejarme con la intriga, con la curiosidad picándome tras la oreja.

Llegó la hora estimada por mi maestro. Con un simple “Pongámonos en caminos. Sígueme” se dirigió a la puerta de entrada. Su paso era acelerado y de nuevo me vi obligado a esforzarme para no perderlo. Nos dirigimos hacia las montañas. A los pies tomamos un sendero sinuoso que ascendía. Los riscos eran altos y no permitían ver más allá. Llegamos hasta una encrucijada con dos posibles caminos: el de la izquierda ascendía, el de la derecha bajaba. Sin ninguna demora, Teócrito, y yo detrás de él, tomó el camino de la derecha. Descendimos con cuidado hasta que desembocamos en una amplia explanada de forma circular, aunque de circunferencia no perfecta, delimitada por árboles que con sus ramas ocultaban lo que había detrás. En el centro un altar cuadrangular y sobre él una especie de vasija de barro que semejaba un kylix. Nos acercamos con parsimonia. Cuando ya estábamos junto al ara, vi otra vasija a sus pies con forma de hidria y una rama fresca de olivo junto al kylix, decorado con una escena donde había un hombre y una mujer; ella sentada y con un kylix en una mano y una rama de olivo en la otra, mientras el hombre permanecía en pie. La vasija de abajo contenía agua, así que mi impresión era cierta.



Con solemnidad mi maestro tomó la hidria entre sus manos, la levantó y lentamente vertió el agua clara en el kylix, con sumo cuidado de no derramar una gota, mientras pronunciaba unas palabras sin que las llegara a entender bien, pues parecían carecer de lógica. A continuación, lleno ya el kylix, depositó la vasija, tomó la rama de olivo y en tanto que pronunciaba de nuevo otras palabras formulares distintas, tocó con la ramita de olivo el agua. En seguida se formaron ondas concéntricas.

-Ahora es el momento de que cures tu nostalgia. Observa el agua y verás el presente, el futuro y el pasado. Podrás contemplar lo que desees –me anunció mientras yo cumplía y me asomaba a observar el agua.

De pronto, sin que nada perturbara su descanso, empezaron a surgir ondas concéntricas que se iban agrandando hasta deshacerse en el borde del kylix, tal como antes había visto. Del fondo poco a poco surgía una luz que iba ascendiendo a la superficie.

-Ante ti tienes “El Espejo de la Dama Blanca –de pronto rompió el silencio Teócrito.

44 comentarios:

esther dijo...

vaya nueva mierda de relato, déjalo Diego y dedicate a la "tesis" que ya nadie se cree que estes haciendo. Para los interesado sigo fornicando con Francisco, siempre y cuando queremos,envidiosas, eso es lo que sois.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Gracias por tus comentarios siempre son estimulantes y me ayudan más aún a seguir mi propósito.
Si es que sois como un libro abierto. Picáis como peces ante un pequeño cebo.
Me trae sin cuidado si crees o no que estoy haciendo mi tesis.
Hace poco preguntaban por las inquietudes que tiene un becario y la principal de ellas, desde que amanece hasta que se acuesta es la tesis.
Para tu información, dicho proyecto de tesis ya la he presentado en el "I Congreso de Jóvenes" organizado por la Sociedad Española de Estudios Clásicos y ahora mismo estaba trabajando en ella hasta que he tomado este descansito para contestarte

esther dijo...

si te parece "estimulante" decir que escribes francamente mal y que el relato es una mierda..te lo seguiré diciendo.
Tu si que eres un pez ante un pequeño cebo, al más mínimo comentario, saltas, ¿dónde están todos aquellos que te adulaban? Fran y yo pensamos que eras tú mismo el que escribia, y cada vez parece ser cierto, ya nadie comenta, ¿por qué será?
Por último, con tu edad no entras en la categoria de joven, mala suerte.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

La juventud es un concepto bastante ambiguo, depende mucho del ámbito en el que se hable. En este momento, por si no lo sabes, se considera joven a una persona hasta los 30-35 según los casos. Y la investigación es uno de esos ámbitos.
Con respecto a lo otro, podéis creer lo que os dé la gana: El ladrón piensa que todos son de su condición.
Me imagino que estará de vacaciones y espero que les aproveche. El año pasado en agosto no tuve comentarios casi, al igual que éste, así que eso no me preocupa.

Jacobo dijo...

Lo siento Diego, en este caso lleva razón esther, te picas con los comentarios y joven no es hasta esa edad, te dejo dos deficiones:
según la ONU jóvenes a todas aquellas personas que tienen entre 15 y 24 años año 1983,

Consejo Nacional de la Juventud jóvenes a aquellas personas que están entre l5 y 29

Como investigador que eres, intenta sacarte un abono joven para el teatro con 35 años...no cuela....

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Buenos días Jacobo.
Si vuelves a leer todos los comentarios, te darás cuenta que tengo la costumbre de contestar a la mayoría de los comentarios y en especial cuando se me interpele o se me hace una pregunta a la cual respondo. En los comentarios precedentes de Esther, se me ha acusado de mentiroso y mi contestació ha sido la que ha sido porque sabía que en cualquier momento iba a haber un comentario de este tipo, calumniador. Ese es mi punto de vista. Como no puedo acompañarme del tono, por favor no lo tomes a mal, sólo expongo mi punto de vista.

Con respecto a lo de la juventud, reitero que es algo ambiguo como acabas de apuntar. Entre los dos ejemplos que ahs puesto hay una variabilidad de 5 años. Es más, para el Real Valladolid, joven es hasta los 25, por ejemplo. Y me das la razón en que todavía soy joven porque tengo 27 según el Consejo Nacional de la Juventud.
Ahora, permíteme que dé otro ejemplo. Junto con otro grupo de becarios y estudiantes estuvimos mirando crear una Asociación de Jóvenes Investigadores que no llegó a fructificar y la edad máxima que podíamos poner para ser socio era 35.
Quizás haya una asimilación entre jóvenes y noveles, ya que en muchas ocasiones si has presentado la tesis ya no entras en esta categoría.
Espero haberme explicado mejor.

Un atento saludo y agradecido que te pases por aquí. Espero seguir contando con tu visita.
Hasta pronto.

Joanna dijo...

¡¡¡TE MUERES DE ENVIDIA ESTHER!!! Tu problema es el futuro que te depara con el impresentable de Francisco ¡Va a ser muy negro!. ¡No os va a dar ni para pagar la hipoteca! En cambio a Diego con la cantidad de libros que va a vender no le hará falta endeudarse. ¡Ese es tu problema! ¡LA ENVIDIA! ja ja ja

Diego, eres el mejor. No des cancha a esta gentuza. Tienes un estilo muy bello y personal y eso les jode. Muchos besos. Este mensaje también lo suscriben todas tus "marujas" del Aula 23B de Programación Avanzada: Paula, Elena, Miriam, Yasmine (y Joanna); y también Estela, que hasta hace unas semanas era la mejor amiga de Esther.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Muchas gracias por vuestro apoyo chicas. Es un placer ver que continúas visitando mi blog de una forma tan asidua. Y no me deja de hacer gracia cómo os turnaís para dejar vuestros comentarios
Un beso a toda mis "Marujas" y espero acertar y que lo siguiente que vaya publicando sea de vuestro agrado y de la demás gente que visita este rincón.
Reitero un saludo y un beso apra todas.

piensa quien soy. dijo...

será una puta mierda, fijo.

Becaria del Dpto. de Literatura Española dijo...

¿Recibes muchos mensajes injuriosos? Sería una pena que, por su culpa, te malograras como escritor. Tienes que conseguir que no te afecten. Internet es un medio muy hostil.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Hola querida compañera becaria.
Como ya he comentado en otras ocasiones, me vi obligado a poner la moderación de comentarios debido a que la mayoría eran insultos, desde entonces no recibo demasiados.
Con lo referente a que Internet es un medio muy hostil estoy plenamente de acuerdo. A Rafael Fernández (Blog ezcultura)le han llegado a poner, por ejemplo, que a ver si de una vez se moría y otros tantos insultos por el estilo.
Aunque no lo parezca, no doy tanta importancia a ciertos comentarios. Por unos comentarios no voy a tirar la toalla tan fácil. Estoy acostumbrado a luchar contra viento y marea y las dificultades me sirven de estímulo.

Un saludo y espero que sigas entrando
Te deseo también que tengas suerte y aproveches bien la beca y te salga una bonita Tesis.

Diego Vicente Sobradillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
esther dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
joanna morillas (la verdadera) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
esther dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Diego Vicente Sobradillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diego Vicente Sobradillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diego Vicente Sobradillo dijo...

AVISO

En mi opinión el último tema se tiene que terminar ya. Si algún mensaje se pasa de la raya no lo voy a publicar como ya tuve que hacer con alguno.
Y rogaría que los comentarios se ciñeran más relacionados con el tema de este blog.

Un saludo.

esther dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Diego Vicente Sobradillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maria teresa ofendida dijo...

No entiendo porqué publicas esos comentarios, eres masoquista o qué? Así vas a acabar ahuyentado a todo el personal. Salta a la vista que hay gente que sólo busca perjudicarte y alaaaa, tú les dejas que campen por su fueros. La gente va a perder toda la confianza ante el peligro evidente (poque tú no haces nada por evitarlo) de que un tarado pueda usurparte la identidad. Y ahora me pregunto, entonces... ¿para qué cojones quieres la censura? No la utilizaste para el porno y ahora..tres cuartos de lo mismo. Me da pena esta situación. Pienso lo mismo que el gran Alfredo B. Timmermans: tú puedes hacer las cosas mucho mejor. ¿Y te dejas arrastrar por el fango de esta manera?
En fin, en esta vida cada uno tiene lo que se merece. Y tú, por lo visto, has elegido rodearte de Franciscos, Rafis, pajilleros y putitas a discreción.
Todavía estás a tiempo de rectificar, empieza a hacer una buena poda y recuperarás mi confianza personal y la de la mayoría de los lectores de bien.

Rafi dijo...

>Para Esther

Escucha lo que te diría a la cara

>Lávate la boca antes de hablar, que la tienes muy sucia.

>Ánimo Musaios, sigue en la búsqueda de tu "Ciudad de las Musas", que no de las putas, ¿lo coges INDIGNA?

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Hola María Teresa. Me alegro de que aún pases por aquí y que escribas. Parece que has leído la mente porque estaba pensando en endurecer la moderación porque tomaba un cariz que no me gustaba.
Para tu información, estos comentarios son muy suavecitos con respecto a otros que han mandado.
Estoy buscando un servicio de comentarios que sea mejor que éste de blogger, precisamente por ese hecho de que se pueda usurpar la identidad.
En lo que disiento es en lo de Rafi, lo siento. Si visitas su nuevo blog verás que es diferente y con artículos bastante interesantes.
Te pido un poco de paciencia mientras se reconduce esto.
Para tu información por ejemplo no voy a pasar unos mensajes que acaban de llegar y de muy mal gusto para variar.
Un saludo

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Buenas Rafi.
Qué gusto ver que sigues entrando. mañana espero con ansias la segunda parte de la Tomatina, a ver qué te ha pasado.
Por cierto, como el anterior blog ya no lo actualizas, lo voy a borrar de los enlaces. Eso sí, Ezcultura se queda en cabeza, bien visible.
Un saludo.

Fernando dijo...

que influencias tienes del escritor fallecido Franscico Umbral y cómo crees que te puede influir en el futuro de la saga?

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Hola Fernando, encantado de conocerte y gracias por hacer una pregunta de literatura.
De Franscisco Umbral no he leído ningún libro aún, una de mis asignaturas pendientes, sin embargo sí que he leído artículos suyos y cuando estudiaba literatura, lengua y asignaturas similares he leído algún pasaje.
Si tengo alguna semejanza lo desconozco por completo.
Con respecto a las influencias, pues no sé nunca qué influencia voy a recibir o elegir. Muchas veces depende del contenido que quieras tratar. La estructura de mis frases intento adecuarlas lo mejor posible al contenido.
La muerte de Umbral supone una gran tristeza para las letras españolas y nuevo vacío.
Un saludo.

Jota dijo...

No creo que Musaios tenga algo que ver con Umbral. Más bien le sitúo en la línea que marcan los clásicos desde Homero a Pérez Reverte, por ejemplo. Gracias Fernando por reconducir esto: a Musaios se le había ido completamente de las manos. Hasta a él se le ha ido la pinza hablando de su "atasco"..... intestinal.ji-ji-ji-ji
-ji-ji-ji-ji-ji Un consejo Musaios: la próxima vez que vayas a conocer a unas chicas procura ir "limpito". No les hará mucha gracia que, después de darles dos besos, les digas: "Perdonad chicas, me estoy yendo de vareta" Puaaaaaaggghhhhhh, que olor dejarías.

Venga, no me censures más pisha, ya no estoy ofendido y mi actual esposa cada vez menos. En verdad se te aprecia. No pasa nada porque nos echemos unas risas todos. Soy natural de Cádiz y es mi forma de expresarme. No nos reímos de ti, sino contigo pisha.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Hola Jota, así que de Cádiz, pisha. Qué peligro me veo como tema de una chirigota, Dios mío.
Los pucelanos somos tan finolis que cuando nos pasa lo que tú dices, decimos que estamos estriñidos. Por aquí es muy habitual la expresión que he empleado para referirnos a un bloquo mental. También, menuda ocurrencia, según estaba el patio mandar ese comentario.
En lo de las risas me apunto, porque a pesar de la fama de serios que tenmeos los castellanos, cuando ha que divertirse sabemos divertirnos. Que se lo digan a los que vienen a nuestras fiestas -por cierto del 8 al 16 de septiembre-.
Me ha ehcho gracia lo de Pérez Reverte ya como un clásico. La verdad que leo sus artículos todos los domingos y me encanta la serie del Capitán Alatriste.
Un saludo.

jota dijo...

Gracia pisha ¡Al fin lo conseguí! Que difícil es esto. Ha sido Ofendida quien me ha llevado a tu blog, y a ésta creo que se lo enseñó su primer marido, Ofendido, y yo le dije a mi churrita: "¿pero que os ha hecho el malaje para que estéis todos ofendidos, mi alma?" je-je-je Y ella me contestó: "killo, no vea" Bueno, en realidad, fue algo parecido, porque ella no es de Cádiz.

Ya sabes que en Cádiz nos gusta mucho el cachondeo. Así que alguna charanga le hace el próximo año una chirigota al Musaios, ta claro. Ole su cohone ahí!

Ey, como se armó el tangai con lo de la caca. Me dijo Ofendida dale caña al niño que permite muchas cosas feas. Pues ayer me dio la picá y te escribí, pero tú te lo tomaste a mal, pisha.

Pisha, ¿no crees que a Pérez Reverte, al paso de los años, se le irá considerando como a un clásico más? Abro el debate. Enga, sigue tú pishita.

esther dijo...

veo que has vuelto la censura a esta mierda de blog, a no perdon moderación, como lo llama el autor...y él se considerará demócrata y tolerante..claro, sólo deja los comentarios que le interesa...me da igual este comentario no saldrá, aunque me ciña al blog y siga preguntando por que no sigues escribiendo?, pq contestas a los comentarios, y como Rafa me ha ofendido, yo tambien le pregunto, hace mucho que no te limpian los bajos verdad?estarás acostumbrado al cinco contra uno....

andrea dijo...

hola, una duda, platon existio?como se demuestra? he leido que no existio nunca, es cierto?

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Buenas Jota.
Ahora entiendo lo del nick y el resto. Pensé también que era alguien que se hacía pasar por Ofendido, de ahí una parte de la confusión. Pero bueno, todo está aclarado.
Con respecto a lo de Pérez Reverte, estoy de acuerdo contigo en que se convertirá en un clásico, aunque tenga muchos detractores. Es un hombre que ha conseguido dos extremos: los que le odian y los que le admiran.
Me gusta porque además, junto a Javier Marías y Juan Manuel de Prada entre otros, defiende la historia y la cultura antigua.
Pérez Reverte es un escritor con mucho bagaje cultural y eso se nota en sus artículos. Me encanta cuando habla algo de historia porque hay temas que desconozco y así puedo aprender algo. Yo pertenezco a la época de BUP y COU, pero siempre estimé que se daba poco de la historia de España, un curso y además con geografía, total que tenías que pasar muy de puntillas por lo más elemental. Espero que con el paso del tiempo pueda mejorar esos conocimientos.
Un saludo.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Sorpesa Esther.
Si quieres conocer la respuesta a lo que preguntabas a Rafi sólo tienes que buscar el blog de el EZCRITOR en los enlaces de Ezcultura. Yo creo Rafi que no es necesario ni contestar. No pierdas el tiempo.
Y eso que no escribo nada no es cierto, hay varios artículos ya publicados. Y como ya he dicho estoy preparando más cosas.
COn respecto a la moderación-censura, si la gente fuera más responsable no haría falta. Yo soy partidario de la libertad empieza donde la del otro acaba.
POdrás criticar lo que quieras, pero siempre con educación y un lenguaje menos agresivo.
Un saludo.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Hola Andrea.
Hombre, esa es la primera noticia que tengo. ¿Quién ha formulado dicha hipótesis?
Tampoco existía Troya según algunos y ahí está.
Además de las obras que nos han llegado bajo el nombre de Platón, hay muchas referencias en otros autores de época clásica y alumnos suyos que nos dan noticias. Tenemos además la Academia fundada por él.
Platón además hay noticias de que fue un atleta y participó en juegos. El gran problema es que se mitificó su figura y las noticias que tenemos son muy dudosas.
Pero esta mitificación ha sucedido con muchos autores de época antigua -Teócrito, al que estudio, entre ellos- y eso no quiere decir que no existieran.
Espero haber contestado a tu pregunta.
Un saludo.

Alberto,, profesor de la universidad de Salamanca. dijo...

hay una teoria muy extendida que ninguno de los cl�sico existi� y que todo son invento, incluido Te�crito, por lo tanto, tu futura tesis, ser� f�cilmente refutable, ya que, elaborar una tesis de algo inexistente.... siempre se puede comprar al tribunal....

La Dama Rosa dijo...

Con tus comentarios, te insultas a ti misma Esther, no hace falta que nadie te diga nada. Haz el favor de dejar en paz al que escribe este blog, que por lo menos se dedica a algo creativo y de lo que seguro puedes aprender algo. Falta te hará. Eres incapaz, una y otra vez, de dar un solo argumento de porqué este blog te parece muy malo. Ni uno solo. Como abogada no tendrías precio. Con tal defensa de tus posturas, otorgas al autor de este blog una victoria incontestable. Si pretendías lo contrario, te has lucido. Felicidades.

Señor autor de este blog, la Dama Rosa le tiende delicadamente su mano. Hágame los honores.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Hola Alberto:
Curiosa teoría. Conocía algunas hipótesis de este tipo, pero sólo de un autor en concreto.
Qué quieres, a mí me parece que es rizar el rizo. Alguien escribió esas obras y podían utilizar perfectamente esos nombres.
Con respecto a mi tesis, yo me dedico en concreto a un Idilio analizando los diferentes aspectos como métrica, lingüística y demás, lo que es menos refutable -pero no imposible- y más cuando nuestros conocimientos pueden cambiar cuando surge algún papiro entre las arenas del desierto de Egipto o aparece algún testimonio en alguna inscripción y nos cambia todo el panorama.
Yo siempre pongo en cuarentena todas estas teorías tan radicales, muchas veces sin fundamento alguno -y no sólo me refiero al ámbito de la filología clásica-.
Un saludo y gracias por esta aportación.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Buenos días Dama Rosa y encantado de tomar delicadamente su mano y besarla.
Gracias por el comentario, que sin duda ayuda a continuar con el proyecto.

Un saldudo y beso de nuevo su delicada mano.

edu_de_pucela dijo...

q hay de cierto en los rumores q relacionan a uno de tus amigos con la actriz Ava Devine????

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Pues fíjate que no son ciertos. Es una pena porque yo mismo hubiera dado la primicia y seguro que se hubiera en el blog más visitado de Internet.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Adiós

maria teresa dijo...

Borra todos los comentarios (hay mucho porno y silicona) y empieza de cero. El "proyecto" no tiene ni pies ni cabeza ... y va muy lento.

Gracias

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Hola María Teresa.

Lo de borrar todos no me parece de recibo, porque hay comentarios muy interesantes. Tengo que revisar y por eso pedí paciencia.
Ahora mismo estamos en fiestas en mi ciudad y hay que aprovechar para divertirse un rato, máxime cuando no he ido de vacaciones.Además, tengo que ocuparme de otros asuntos.

El proyecto sí reconozco que va lento, pero porque no puedo dedicarme exclusivamente a él, no da de comer, por el momento.

Para que quede más claro en qué consiste este proyecto, La Ciudad de las Musas es un relato de un viaje "iniciático" como han existido muchos otros en literatura. En este viaje el protagonista va llegando a unos lugares. En estos momentos dos: El Bosque de Medianoche y El Espejo de la Dama Blanca. Estos dos lugares son dos secciones, la primera de leyendas o relatos de misterio y la segunda de opinión, actualidad. Ésta última es la que me es más fácil actualizar -de hecho estoy terminando un nuevo artículo-.
Como hasta ahora el protagonista irá llegando a diferentes lugares donde tendrá más iniciaciones.
Próximamente, en breve, publicaré el siguiente poema.

De nuevo pido un poco de paciencia y que visites la sección de El Espejo de la Dama Blanca.
Un saludo.

Anónimo dijo...

siliconas? donde? jajajaja