miércoles, julio 11, 2007

CAPÍTULO III

Cuando los rayos matutinos penetraron por la ventana y tocaron con sus dedos mi faz, me desperté. Anunciaban el despertar del día los cantos alegres de pajarillos revoloteadotes, incluso alguno se posaba en la poyata de las ventanas como dándome los buenos días. Lentamente los músculos del cuerpo se iban desperezando y recobraban su vigor habitual. Ilusionado ante el nuevo día, deambulé por la casa. Me dirigí a la cocina donde hallé una mesa dispuesta con diferentes clases de frutas y leche en una jarra de cerámica decorada con pinturas. Acerquéme a la mesa y tomé asiento. Cogí una pieza de fruta y empecé a degustarla, mientras vertía la leche en un vaso decorado. Observé la luz clara que penetraba en el recinto.

Unos golpes en la puerta de entrada me despertaron de mis ensoñaciones. Sin acercarme, mandé pasar, pues la puerta no estaba cerrada con llave; en aquel lugar no era necesario. Mi guía se presentó ante mí esbozando una amplia sonrisa.

-¿Qué tal has pasado la noche? ¿Te has hecho al nuevo hogar o has sentido nostalgia?

-La noche la he pasado muy bien. Parecía que mi cama era la de toda mi vida.

-Me alegro –contestó mientras cogía una manzana y acto seguido la mordisqueaba.

Terminé de comer la pieza de fruta que antes de su llegada había empezado y me bebí la restante leche de mi cuenco.

-¿Ya has finalizado tu desayuno?

Asentí con la cabeza mientras limpiaba mis labios con una servilleta de tela blanca, suave al tacto.

-Bien. Ya es hora de que comiences tu camino por estas tierras. El orden no es importante, pero creo que será de tu interés el lugar al que vamos. ¿Estás preparado?

-Sí –respondí lacónicamente.

-Pues vamos –dijo mientras me hacía un ademán con la mano.

Acto seguido, se dirigió a la puerta y salió. Apenas me había levantado de mi asiento cuando él ya había desaparecido por el umbral de la puerta. Ni tan siquiera se había detenido para esperarme, por ello tuve que emprender una pequeña carrera para conseguir ponerme a su altura. Parecía no haberse percatado de mi ausencia; tan absorto se encontraba en sus pensamientos.

-Largo camino nos queda aún –dijo cuando llevábamos un buen tiempo caminando-. Hacia donde nos dirigimos es uno de los lugares más alejados de donde vives.

En nuestro camino atravesábamos prados y caminos. El cielo estaba despejado, en su mayoría azul, aunque alguna nube blanca rompía la monotonía. Gente hallábamos a nuestro paso que nos saludaba con la mano. Mas no nos deteníamos, sino que mi guía devolvía el saludo sin interrumpir la marcha.

No sé cuánto tiempo exacto estuvimos caminando. Bastante. El sol se encontraba ya alto. Parecía que nunca íbamos a llegar a nuestro destino.

-Paciencia –me dijo como si me hubiera leído la mente-. Ya estamos cerca.

No tardamos mucho más en llegar ante los límites de un frondoso bosquecillo. La vegetación era tan espesa que no veía forma de penetrar en él. Mi maestro fue rodeando la vegetación hasta que llegamos a lo que parecía una entrada ya que un camino se adentraba. Camino del cual no se divisaba el final.

-Bien. Ahora nos adentraremos en el bosque. Estás a punto de conocer uno de los secretos que guarda esta ciudad –se hizo el misterioso y el enigmático en un intento de que la curiosidad me picara aún más.

Lo consiguió.

Seguimos el camino. A unos pocos metros comencé a observar cómo la oscuridad se iba haciendo más profunda según avanzábamos, como si la noche cayera. El canto de los pájaros había cesado. Sólo había silencio. Cuando, de pronto, se escuchaba la voz de una lechuza. Y la oscuridad fue casi completa.

Aquella oscuridad me intranquilizaba, mas mi guía se mantenía tranquilo y sereno. Miraba a uno y otro lado. Sólo llegaba a percibir sombras.

-No te preocupes. Es un lugar seguro, aunque no lo parezca –volvió a leerme el pensamiento.

Al mirar al frente, observé un punto de luz. Según nos acercábamos se iba haciendo más grande y luminoso.

-Ya estamos cerca –me anunció.

A unos pocos metros de distancia, la luz se hizo más intensa para nuestros ojos. Al penetrar en ella me deslumbré, nada podía ver. Estaba cegado por completo. Continué andando, siguiendo mi camino por propia inercia. Oía los pasos de mi maestro. Poco a poco los ojos se fueron librando de sus tinieblas.

Una vez recuperados, me hallé en un claro de forma circular donde en el centro había una rugiente hoguera, alrededor de ella hombres y mujeres que nos observaban sonrientes. El cielo se encontraba por completo oscurecido. La luna llena brillaba y las estrellas resplandecían. No tenía la sensación de que hubiera transcurrido tanto tiempo.

-Bienvenidos a “El bosque de Medianoche”, donde perpetua es la noche. Has llegado al reino del misterio y la leyenda. Acomódate –me hizo un ademán para que me sentara cerca de la hoguera-. Teócrito no es nada habitual verte por aquí –añadió.

-Me han encargado que sea su guía, Gustavo.

Me senté al lado de mi maestro. Aún no entendía nada de aquello. Era todo muy enigmático.

-¿Quién empieza para que nuestro aprendiz pueda entender para qué le han traído aquí?

De pronto, un hombre se levantó, quien atendía por el nombre de Plinio, y tras anunciar un título, comenzó a relatar una historia. Una vez finalizada, comencé a comprender que en aquel lugar se reunían quienes habían compuesto una leyenda o relato de misterio y quería ponerlo en común.

-Es hora de que nuestro invitado tome el relevo.

Sin quererlo me halle en un brete. Por mi desconocimiento no tenía nada preparado. Era hora de improvisar. Pero qué. Momentos de duda. De tensión. Mi mente trabajando a gran velocidad. De pronto hallé el tema sobre el que podía hablar: la leyenda que me contó mi anfitrión del pueblo.

-La “Sombra” del bosque –anuncié, suspirando hondamente.

Y comencé con mi exposición.

Finalizada la elocución, los asistentes rompieron en aplausos y felicitaciones.

El portavoz se levantó e hizo cesar los aplausos.

-Bienvenido, has superado la iniciación, ya eres uno más. Cuando quieras aquí tendrás un sitio reservado.

A continuación, dio una palmada y un cortejo de mujeres, semejantes a ninfas, surgió, portando bandejas de comida y vasijas con bebida. Mientras las doncellas nos servían los manjares, un jovencito rubio escanciaba el vino en copas que se iba pasando a casa comensal. Era la celebración de mi iniciación. Y no iba a ser la única que tendría que pasar.

40 comentarios:

Dicen los viejos que en este país hubo una guerra dijo...

Buenas
¿Sería plausible que hubiera un conocimiento carnal entre las ninfas y los integrantes de ese club de la comedia retro?

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Buenas:

No sé si te desilusionará, pero e esta reunión no hubo ningún contacto carnal; mirar, pero no tocar. Otra cosa es lo que pasara después en casa de cada uno, ahí que cada uno imagine lo que quiera.

Un saludo.

Francisco dijo...

pero, porque sigues escribiendo?

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Simplemente y llanamnete, porque me da la gana.

Un saludo.

Anónimo dijo...

pero, francisco, ¡alma de cántaro!, y si no te gusta, por qué sigues leyendo?

Francisco dijo...

no has pensado en dedicarte a la pintura?

Diego Vicente Sobradillo dijo...

La verdad que no. Hace mucho que no práctico de lo dibujo.
Lo que sí práctico es pintar soldadillos, auqneu por falta de tiempo hace bastante que no lo hago.
Tan bien es verdad que en estos tiempos no hace falta saber dibujar bien, con caer en gracia puedes convertirte en pintor o escultor.

María Teresa Ofendida dijo...

Mejor que borres todo y empieces otra historia de cero.

Carmen Girolamo Basiakos dijo...

Hola!!! También preparo mi tesis aquí en España!. Me gustaría saber si...
Te relacionas habitualmente con pintores, escultores, etc.? Se perciben en tu obra influencias de estas artes. Gracias!

carmen dijo...

La historia del Bosque de Medianoche es preciosa! Me ha conmovido.
Ciao

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Hola Carmen, encantado de saludarte.
Suerte con tu Tesis, espero que te quede muy bien. Ya me contarás cómo te va.
Me imagino que los dos comentarios serán tuyos.
COn respecto a tu pregunta con mucho gusto te contesto.
Tengo un amigo que es escultor y el padre de otro amigo fue pintor. Como pertenezco a una COfradía he tenido contacto con restauradores e historiadores del arte.
Además, me gustan mucho tanto la pintura como la escultura y otras artes decorativas y tengo bastantes libros de arte. Sobre todo me gusta mucho la escultura barroca procesional, en especial Gregorio Fernández.
Si te interesa este tipo de escultura, visita los enlaces de fotografía que son de dos fotógrafos de la Semana Santa de Valladolid y verás cómo lucen las obras de arte en la calle.

Un saludo y muchas gracias por el elogio.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Te contesto de nuevo María Teresa que no sé por qué no ha salido mi comentario.

Siento que no te guste la historia, pero no la voy a rehacer porque todo ello es un proyecto que, aún a mi pesar, apenas ha comenzado.
Como es un proyecto todo está entrelazado y muy pensado, por eso lo que puede parecer cojo, con el tiempo se verá las razones.
El siguiente paso es algo muy especial para mí y por lo que tengo mucha ilusión.

Un sadludo.

P.D. Espero que algún día dejes de estar Ofendida.

Francisco dijo...

puedo utilizar la misma expresión que utilizó el autor del blog...pero paso..ahh leo al dia muchos blogs este es el peor
con diferencia

alma de cántaro dijo...

qué es eso que te ilusiona tanto? no nos puedes adelantar algo? una exclusiva para tu público fiel,jejeje

Paulita dijo...

No le hagas caso Di,hace mucho que no folla y eso le agria el carácter.Fran es así. Se acabará quedando muy solo en la vida (o con la única compañía de una muñeca hinchable)

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Con el nuevo capítulo, se inauf¡gurará una nueva sección que en principio me permitirá actualizar el blog con más frecuencia y tratar diversos temas y asuntos.

Por el momento nada más. Tengo que mantener el secreto, que si no, no os interesáis por el blog, jejeje.

Un saludo.

alma de cántaro dijo...

francisco, prueba a leer la sombra del bosque, seguro que te gusta más que la ciudad de las musas. ya me dirás.
mantenga usted el secreto don diego, pero no por mucho tiempo porfaaaa,jejeje

Francisco dijo...

al igual que este, la sombra del bosque es malísimo, por cierto paulita, ayer hice el amor con una amiga tuya, esther, para más señas, no pierdas más el tiempo con este blog, Diego, deja a los profesionales, tu eres un aficionad,y encima malo.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Nada Francisco, que no me convences. Ya he repetido mil veces que no voy a dejar de ecribir sólo porque tú lo digas o cualquier otra persona.
Seguiré escribiendo, es mi manera de pasar el rato, por lo menos hago algo productivo.
Una vez más, me siento honrado de que no te guste. En serio.
No sé s conocerás las normas del caballero, pero una de ellas es el de nunca mencionar el nombre de una mujer con las que -supuestamente- has tenido relaciones. La transgresión de esta norma es una cosa que nunca he soportado.
Antes de que se me olvide, soy un aficionado a la literatura en todas sus variantes en efecto

Francisco dijo...

serán tus normas...cada uno tiene sus normas, si he puesto el nombre ha sido con el permiso de la persona y pq paula la conoce, por cierto, esther piensa tb que es muy malo, muy malo y si te honra, te lo seguiré diciendo, si quieres, cada día, hace cuanto que tu no.....ya sabes, mucho fijo y paula más.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

De mi vida privada tengo la manía de no hablar.
De todas formas es un tema que no me preocupa lo más mínimo, no sólo pienso en el sexo.
Lo único que me preocupa es el transcurrir del tiempo poruqe pasa más rápido de lo que quisiera y no me da tiempo a realizar todo lo que me gustaría.

Uy, perdón, que es tarde y tengo que continuar con mi trabajo.

Un saludo.

esther dijo...

hola,este blog es muy muy malo, apoyo a francisco, que por cierto es el mejor en la cama, si pensaras en sexo y lo hicieras mejor te iría en la vida, fijo!!!!!voy a fundar la plataforma, diego, deja de escribir ya!!! eres pésimo escribiendo...como seas igual en...puff pobre de tu novia.

sheila dijo...

cuantos años tienes francisco? tb pienso que es muy malo, muy malo decirlo, mira el príncipe no lo hacía
que opinas de lo del jueves diego?

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Buenas Esther.
Enhorabuena, creo que sois la pareja perfecta.
Puedes hacer lo que quieras, pero no vais a conseguir que deje de escribir. Yo en tu lugar no me molestaría.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Hola Sheila.

En mi opoinión los del Jueves has patinado y han hecho una portada muy chabacana. No me ha gustado nada al igual que a otra mucha otra gente.
PAra mí no han sabido discernir la línea entre lo sarcástico y lo chabacano y ofensivo.

Un saludo.

esther dijo...

No somos pareja, nos gusta mucho el sexo, tal vez a ti no te guste o lo practiques escasamente, de hay que tu frustación de en escribir esto que para mi es "chabacano"

victoria lomba dijo...

Pues a mi me gusta este chico, que quereis que os diga, no se si es su modo de expresarse, su caballerosidad, su galantería, el sex-appeal que muestra en sus fotos...o simplemente ¡que ya me guataria tener a alguien que escribiera así de bien para mi blog!
Un besazo(exclusivo para Diego, eh!)

PD.- Ah! se me olvidaba... En la cama, Esther, casi siempre se trata de ponerle imaginación ,así que, por principio, yo me fiaría más de un hombre que guarda su secreto a otro que lo pregona a los cuatro vientos (estos últimos mucho blablabla y luego plaf!...gatillazo)

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Perdón por mi equivocación, Esther. Al ser tan afines pensé que eráis una pareja.
¡¿Frustrado?!Creo que ya he comentado que me gusta hacerlo y lo he hecho desde niño, con ocho años, así que siento desilusionarte si pensabas que escribía por eso.

Un saludo.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Muchas gracias por los elogios y piropos Victoria. Otro besazo para ti.
Mándame si quieres la dirección de tu blog al correo que tengo puesto o bien mediante un comentario para que pueda echarle un vistazo y ponerlo como enlace. Eso si quieres, claro.

esther dijo...

Victoria no conoces a Francisco es simplemente espectacular en la cama, reitero diego, si tuvieras más sexo o algo, no te daría por escribir este blog tan malo

paulita dijo...

Vaya dos, si no lo veo no lo creo. A veces te cuesta aceptar que una amiga pueda llegar a caer tan bajo.Lo siento Di, pero me da vergüenza ajena el espectáculo.

francisco dijo...

probablemente te de envidia más que otra cosa..por cierto, ayer lo hicimos por detras de la facultad del que es escribe esto, que por cierto,es muy malo escribiendo, esther también estuvo espectacular......

paulita dijo...

Te has descubierto Fran, en el fondo eres gay porque sólo vas buscando llamar la atención de Dsiego.Lo próximo que será? Follar delante de su casa? Hay que ser gilipollas......

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Bueno, vamos a tranquilizarnos un poquito que si no esto se nos va de las manos.

Para cambiar de tema me gustaría que se comentara, por ejemplo, libros que han sorprendido y que sería recomendable su lectura.
Yo os recomendaría, entre otros muchos, "París era una fiesta" de Ernest Hemingway o "El primer amor" de Iván Turguéniev. Ambos los he leído este verano y me han gustado mucho.
Se puede contestar en la nueva entrada también.

Un saludo a todos.

Francisco y Esther, los Amantes de Teruel, fijo!!!!! dijo...

hemingway decía que para escribir hay que estar enamorado..reitero diego, si tuvieras más sexo o algo no escribirías esto, fijo!!!!!

PD: JAJAJAJAJA, ha sido todo una broma para reírnos un poco este verano, paula y tú habéis picado, JAJAJAJA, perdónanos somos así de malos, JAJAJAJA, ahora nos vamos a londres y te dejamos un tiempo en paz...fijo!!!!!
ECHAREMOS DE MENOS LOS BUENOS RATOS QUE NOS HACES PASAR CON TU BLOG!!!!!! SUERTE DIEGO!!!!! UN FUERTE ABRAZO!!!!!!

Alfredo B. Timmermans, novio y manager de Victoria dijo...

hola, como estás? mira, de entrada me choca que alguien escriba un blog así. tienes que ver que no es apropiado para un blog escribir relatos, poesías, etc., y más con el nivel de exigencia que lo haces. para apreciar bien estos géneros se necesita tiempo, reposo, meditación, o sea, resulta más apropiado el formato del libro. mejor que pruebes suerte con tus escritos en premios de poesía , relatos, etc. a la gente le choca como a mí y por eso escriben mensajes importunos y de risa o no te entienden. no te digo que dejes este blog, no me entiendas mal, pero una buena idea sería que hicieras otro, titulado, por ejemplo, "Diario de un Becario", en el que pudieras contar tus peripecias, cosas que te llaman la atención, tus reflexiones diarias, junto a fotos y vídeos que le den dinamismo, en definitiva, todo lo relacionado con la interesante y desconocida vida de los becarios. desde fuera despierta mucha curiosidad la vida de los becarios y seguro que si hicieras ese blog, con un lenguaje sencillo y ameno, conseguirías una gran reputación como blogger. mucha gente lo leería para saber qué hacéis, cómo os relacionáis, cómo son las becarias, qué cosas estáis dispuestos a hacer para mejorar vuestro estatus..... todo desde tu punto de vista. creo que te doy una buena idea. tendría más sentido como blog y estoy seguro que tú lo sabrías hacer muy bien y con estilo. piensa que aunque no todos los días se te iban a ocurrir cosas, el más pequeño detalle, la cosa más tonta, puede llegar a sorprender mucho al lector. piénsalo, pude ser un puntazo. quizás acabe siendo para ti la mejor escuela, empezar por hacer una cosa más modesta y asequible para todos los públicos, para el día de mañana llegar a ser el gran escritor que anhelas. feliz verano, da recuerdos a las musas.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Nada amantes de Teruel, que os lo paséis bien en vuestro viaje.
Otros nos quedamos a cuidar España para que nadie la robe.

Un saludo.

Diego Vicente Sobradillo dijo...

Hola Alfredo y encantado de que pases por aquí.
POr curiosidad, si no es indiscrepción, ¿eso de manager de Victoria?
Gracias por tu comentario. Ya me habían hecho propuestas de que escribiera algo semejante a lo que propones. LA verdad que nuestra vida no es para echar cohetes, pero bueno.
Las siguientes secciones van a abordar temas más próximos qizás. La idea de este blog es que sirva de enlace a otros blogs que poco a poco iré creando. La siguiente sección que se va a denominar "El espejo de la Dama Blanca" voy a tratar temas más cercanos y allí hablaré alguna vez de la vida del becario. Lo del diario del becario me lo recervo para un poco más adelante, para un posible libro entre otros proyectos.
Alguna vez he participado en premios literarios, pero no tengo mucha fe en ellos. La mayoría suelen tener el premio ya dado. Además, sé de primera mano que muchos concursos utilizan a gente como jurado que leen una serie de obras y dan informes o eligen una. Y muchas veces no se contrastan con otra opinión. PEro bueno, mejor dejar este tema por el momento.
En principio el blog nació con la idea de compartirlo con amigos, pero después decidí experimentar con qué pasaría si lo hiciera público y el resultado me gusta. Gracias a los comentarios he conocido a gente y eso me parece muy interesante. Además, si algún día publico un libro tengo posibles compradores, jajajaja.

Espero que la siguiente sección sea más de tu agrado.

Un saludo.

Pepe de Simancas dijo...

Estás invitado a la Semana Cultural de Simancas. Mercado medieval, tirada de tanga, concierto de Manu Tenorio. ¡Te esperamos con los brazos abiertos!

http://www.aytosimancas.es/extra/descargas/des_31/progama_cultura.pdf

dragófilo dijo...

Francisco: No confundas el sexo con el amor